cabe blog

Dermatitis Atopica

   La dermatitis atopica es una enfermedad de la piel que afecta cada día a mayor número de personas, aparece normalmente durante la lactancia y reaparece en la infancia, siendo menos común en los adultos. Se manifiesta por una dermatitis aguda o crónica, con la aparición de eccemas pruriginosos e inflamatorios en forma de brotes.

   Su aparición de debe a un defecto en la función de la piel, está se encuentra alterada tanto en las zonas lesionadas como en el resto de la piel. Este defecto está causado por una disminución en la cantidad de filagrina, proteína estructural de la piel encargada de la agregación y compactación de los filamentos de queratina, haciendo que la piel sea seca y extremadamente sensible. La alteración de la filagrina, está originada en la mayoría de los casos por una alteración genética, la cual suele conllevar la denominada "marcha atopica": dermatitis atopica, asma, y rinitis alérgica.

   La evolución dde la dermatitis atopica cursa con brotes y remisiones que se van alternando. Los brotes se caracterizan por la aparición de inflamación, primero aparecen rojeces y picor, principalmente en zonas como los codos, detrás de las rodillas, cuello, párpados, zona perioral... que continúan con la aparición de vesículas, exudados, posiblemente costras y finalmente xerosis, dando lugar a las placas eccematosas. La aparición de brotes esta normalmente provocada por periodos de estrés, cambios de temperatura, hábitos de vida...y durante los mismos se pueden emplear formulaciones específicas que restauren la barrera lipidica y calmen los picores e inflamación, ya que además uno de los problemas derivados es el desarrollo de infecciones por el rascado. Durante los periodos de remisión que aparecen entre los brotes, los cuidados de la piel deben ir orientados a hidratar, ya que mantener la piel suave e hidratada disminuirá la facilidad con la que ocurren los brotes. Para ello es recomendable el uso de productos con sustancias emolientes que aporten hidratación a la piel seca y tirante.